ACEITE DE HIPÉRICO

FOTO 2 COMPLEMENT 6

La planta del Hypericum Perforatum o Hierba de San Juan es muy común en terrenos de baja y media altura. Es fácil verla mientras paseamos a finales de la primavera y principios de verano que es cuando tiene su flor en total esplendor.

Su nombre popular de Hierba de San Juan es debido a que se recolectaba alrededor del 24 de Junio, solsticio de verano.

PREPARACION Y USOS:

FOTO 2B

Su flor amarilla es fácil de reconocer. Solo hace falta fijarte en sus 5 pétalos y podrás ver sus bolsas de aceite en los bordes. A contraluz se ven perfectas.

Si presionas las hojas con los dedos verás como se tiñen de color rojizo.

FOTO 3 PÉTALOS 2

FOTO 3 PÉTALOS

Para poder elaborar el apreciado aceite de hipérico, es necesario recolectar las flores frescas y macerarlas en aceite de oliva. Esta es mi receta. Puede darse el caso de personas que lo maceran en aceite de girasol y que utilicen todo el tallo de la planta. Pero yo prefiero utilizar nuestro aceite de oliva virgen, lo más puro posible.

Para la preparación tradicional de 1 litro se utilizan 100 grs. de planta fresca, previamente machacadas en un mortero y sumergidas en 1 litro aceite de oliva. Dejamos el frasco en un lugar oscuro unas 5-6 semanas . Transcurrido este tiempo, colocaremos este frasco a la luz solar durante algunas semanas más, hasta que el aceite nos muestre su característico color rojizo.

Aplicaciones tópicas del aceite de hipérico

Es importante que tengáis en cuenta que el aceite de hipérico tiene efecto fotosensible, al igual que otros aceites. Por lo tanto, no tomaremos el sol justo después de la aplicación, ya que podría dejar manchas en la piel.
Siempre se aconseja su uso fuera de las exposiciones solares. Es perfecto para aplicar al atardecer o por la noche.

  • Contusiones y torceduras
  • Ciática
  • Fuerte dolor muscular, contracturas.
  • Quemaduras solares leves
  • Descamaciones o ampollas
  • Calmante dérmico en caso de urticarias o picadas de insectos.

Para una óptima conservación del aceite lo mejor es envasarlo en un frasco de cristal opaco. Esta recomendación es válida para todos los aceites.

frasco opaco

Siempre es útil tener aceite de hipérico en casa. Especialmente en verano.

Nuestra exposición al aire libre en esta época nos hace más vulnerables a las rozaduras, picadas, quemazones…
Por ello os animo a que separéis un poco del aceite de hipérico que ya hemos elaborado y lo mezcléis con aceite esencial de lavanda para obtener una loción calmante y antiséptica.

FOTO PUNT 4

Podéis preparar un aceite calmante que os sirva para después de tomar el sol y para calmar las picaduras de insectos.

Ponedlo en un pequeño frasco roll-on y llevadlo siempre encima.

Por su efecto regenerador cutáneo, podemos elaborar un sutil

SÈRUM NOCTURNO rejuvenecedor.

La mezcla sería:

Aceite de hipérico (una cuchara de postre) + 2 gotas de aceite esencial geranio.

Si lo mezclamos en una proporción a partes iguales con aceite de argán o rosa mosqueta y le añadimos los aceites esenciales de geranio y palo rosa o sándalo, también es un sérum estupendo para regenerar la piel por la noche.

Una proporción para la mezcla sería, 50ml de aceite de hipérico por 1ml de aceite esencial de lavanda.

COMPLEMENT 2

COMPLEMENT 5

FOTO FINAL 3